jueves, 12 de noviembre de 2009

Big

Ya hace veinte años que Tom Hanks nos encantaba encarnando a un niño que quería ser mayor en Big a las órdenes de Penny Marshall (que también ha trabajado como actriz en una docena de películas). Su mentalidad de niño, por lo visto, le hacía ver juguetes que triunfaban entre los más pequeños.

Momentos como éste son inolvidables:




La canción que suena antes de que caminen sobre el piano, pero sólo para escuchar, como decía un disco de Los Secretos; por Joe Williams y George Shearing, Heart and soul:

3 comentarios:

senses or nonsenses dijo...

una gran comedia,
...y parecía una tontería.
un antes y después para tom hanks.

un abrazo.

A. dijo...

A veces una tontería de película nos arregla más un domingo (o varios años) que un filme novedoso-increíble-con-efectos-superchulos jeje

otro pa' ti :)

Clementine dijo...

Siempre he pensado que ésta es la mejor película de Tom Hanks. Y desde luego, mi favorita de él. Como actor, que además le pega un montón el papel; por la historia, que de tontería no tiene nada, tiene un mensaje bastante humano (a ver quién no ha querido estar alguna vez en su personaje), y por escenas como ésta del baile, absolutamente mágica.
Gracias por recordárnosla.
Un saludo.